domingo, 15 de junio de 2008

UN CANTO PARA EL CHE


Si la tierra despertara
te contaría sus sueños, comandante Che Guevara.
Si la tierra caminara
te seguiría los pasos, comandante Che Guevara.
Y si la tierra cantara
cantaría para ti, comandante Che Guevara,
porque fuiste y sigues siendo el ejemplo de una vida pura,
del hombre que combate hasta la muerte
para entregar a los demás los frutos de la vida.

En tu boina guerrillera brilla otra vez la estrella,
médico, constructor, maestro,
a carta cabal revolucionario.
Viajaste por tierras de América
en la motocicleta de la odisea,
atendiste a los leprosos de Cabo Blanco,
fuiste el combatiente de Palma Mocha y de tantos lugares.
Después del triunfo administraste los bienes del humilde,
el tesoro del pobre.

En las tribunas internacionales
te enfrentaste a la infamia del imperio.
Combatiente congoleño, visitante de tantos países,
los paralelos y los meridianos supieron
de ti y de tu bondad profunda,
de tus jornadas incorruptibles, de tus fecundos días.
La traición cortó tus manos
pero nadie
pudo cortar los puentes profundos
que te unían con el pueblo.
Y es por esas causas y por tantas otras causas
que si la tierra cantara
cantaría para ti, comandante Che Guevara.

FERNANDO LAMBERG