jueves, 5 de junio de 2008

Una ORQUÍDEA para VIETNAM


UNA ORQUÍDEA PARA VIETNAM


Desde el trópico, desde la tierra venezolana

te entrego esta orquídea,

Vietnam indomable, Vietnam infatigable,

ejemplo del más alto valor y el más profundo amor.

El imperio lanzó contra ti toneladas de bombas,

destruyó las aldeas, incendió los árboles,

envenenó los suelos y las aguas.

El napalm, la dioxina, las armas imperiales

no lograron quebrar tu corazón.

Del hombre más anciano al niño más pequeño,

de las incansables mujeres combatientes,

desde los sangrientos arrozales surgió la victoria,

desde las humeantes aldeas se venció al enemigo.

Y hoy la paz abre sus brazos fecundos hacia el cielo

así como esta flor de acero y de cristal

abre por ti sus pétalos, heroico Vietnam.


FERNANDO LAMBERG