martes, 7 de octubre de 2008

PREDICCIÓN


Algún día, Chile, serás socialista
y rojas banderas tendrán nuestros hijos.
Algún día, Chile, seremos hermanos
sin poseedores ni desposeídos.

La justicia siempre vivirá en nosotros.
La paz brillará como un vaso de vino.
Traerá la belleza sus grandes columnas
y abrirá la estrella los anchos caminos.

Llegará ese día, Chile del futuro,
con la llama que arde pura y luminosa,
con la luz que vence tu pasado oscuro.

Y desde el desierto de voz poderosa
hasta el polo sur con sus hielos profundos
volarán los cóndores llevando tu antorcha.